Té Blanco

Té Blanco  

TÉ BLANCO:

El té blanco está compuesto por los brotes de la planta antes de abrirse. Su producción está centrada en las montañas de Fujian en China, aunque también se produce algo en Sri Lanka. Suele considerarse como una variedad del té verde.

Se recogen los brotes de la planta antes de que se abran, y es en estos brotes donde se concentra toda la energía y nutrientes. Son necesarios miles de brotes para obtener una mínima cantidad de té. Esta recolección se hace a mano, razones por las cuales el precio de este té es bastante más elevado.

Los brotes están recubiertos por una especie de vello blanquecino, de ahí su nombre.

Su recolección se efectúa uno o dos días al año en primavera, a una temperatura de 18º C y con una luz sombreada determinada.

Los brotes se secan al aire libre sobre unos lienzos de seda, de esta manera el agua se evapora manteniendo el té todas sus propiedades.

El té blanco contiene tres veces más polífenoles que el verde, lo que hace aumentar las defensas del organismo ayudando a contrarrestar los efectos de los radicales libres que envejecen nuestras células y nuestro organismo.

Contiene muchos minerales, entre ellos altas dosis de flúor, por lo que es muy importante en temas dentales.

Baja los niveles de colesterol.

No contiene mucha teína ni cafeína

. Es muy utilizado en la elaboración de cosméticos por sus extraordinarios efectos beneficiosos sobre la piel.

Da una infusión de tono amarillo claro, pajizo.

En la antigüedad era un té reservado exclusivamente para el emperador, quien osaba probarlo, pagaba su atrevimiento con la vida.

Subcategorías

productos
Hay 12 productos.

Mostrando 1 - 12 de 12 items

Mostrando 1 - 12 de 12 items

Para compras
superiores a 40 €.